Judiciales y Policiales
Para beneficio de 116 niños y niñas

Desde la cárcel de mujeres de Azul elaboraron y donaron baberos, mochilas y toallas para un Jardín de Infantes

El emprendimiento tuvo lugar en la Unidad 52 del Servicio Penitenciario Bonaerense y contó con el aval del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia.
Las internas, además de elaborar 40 baberos, 40 mochilas y 20 toallas de mano, efectuaron juegos didácticos para el Jardín, donde asisten niños y niñas desde los 45 días a los 5 años.
La entrega se realizó en las instalaciones del Jardín de Infantes Municipal y participó el intendente de Azul, Nelson Sombra.

Mujeres privadas de libertad de una cárcel bonaerense de Azul participaron de una actividad solidaria con la producción textil de baberos, mochilas y toallas de mano para un Jardín de Infantes Municipal de esa localidad, en beneficio de 116 niños y niñas.

El emprendimiento tuvo lugar en la Unidad 52 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y contó con el aval del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, conducido por Juan Martín Mena.

Las internas, además de elaborar 40 baberos, 40 mochilas y 20 toallas de mano, efectuaron juegos didácticos para el Jardín Maternal “Irma Camilo de Gay”, donde asisten niños y niñas desde los 45 días a los 5 años. 

Los materiales para la producción textil fueron provistos por las autoridades del Jardín y las internas pusieron la mano de obra.

Coordinadas por personal penitenciario, las mujeres privadas de libertad sumaron a la producción textil  dos juegos de TA TE TI y un rompecabezas grande realizados con tela y madera de descarte reciclada, materiales cedidos por el polo industrial del SPB, que funciona en la Unidad 1 de Olmos. 

Todos estos juegos didácticos se realizaron en el taller de carpintería de la Unidad 52 del que participan las internas. 

Una de las subdirectoras de la Unidad 52, Natalia Medina, destacó que este tipo de proyectos se realizan con el propósito de que cada contribución a la comunidad nos acerque al objetivo final y refuerce nuestro compromiso con el quehacer diario y que las privadas de libertad puedan a través de esta labor adquirir herramientas útiles para la vida en sociedad, sintiéndose útiles y más conectadas con el afuera.

La entrega se realizó en las instalaciones del Jardín de Infantes Municipal y participaron el intendente de la localidad de Azul, Nelson Sombra; la secretaria de Educación  y Cultura del municipio, Laura Barbalarga; la directora  del jardín de infantes, Adriana Cazaburi; la subdirectora de asistencia y tratamiento de la Unidad 52, Natalia Medina, y la jefa de la sección Talleres, Yanina Selaya.

Romina, una de las internas que participa del taller de costura y junto a sus compañeras confeccionó el material donado sostuvo que “hace más de dos años que estoy trabajando los talleres, realizando prendas para el plan Qunita y para el voluntariado, haciendo frazadas, toallas, sábanas, baberos. Estoy muy agradecida con la oportunidad que me dan, por contribuir a la sociedad y ayudar desde nuestro lugar a quienes más lo necesitan.  Nos respetan y nos aceptan, eso nos hace sentir bien, esperemos poder ayudar con nuestro trabajo”.

La directora del Jardín de infantes, Adrian Cazaburi, se mostró muy agradecida y comprometida a continuar con este vínculo interinstitucional que favorece a los dos organismos del Estado: “Es muy importante para las mujeres que lo confeccionaron, porque se sentirán conectadas con sus hijos aquellas que los tengan, y además sentirse partícipes de la sociedad aún al estar privadas de libertad, es una manera de sentirse útil y  tener  a  futuro una exitosa reinserción social”.

Lectores: 648

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: