Gremiales
Maltrato

IOMA: solo fueron a reclamar que les paguen, pero Homero Giles les envió a la Policía

Los trabajadores piden cobrar sus sueldos. (Foto: NOVA)
Los trabajadores se movilizaron hasta las puertas de la sede central de IOMA. (Foto: NOVA)
Para evitar más escenas de violencia, las manifestantes decidieron levantar la jornada con el sabor amargo de que no cobrarán. (Foto: NOVA)

“Llegamos y nos esperaban con un operativo en las puertas, los policías empezaron a patear a las compañeras. IOMA nos ha recibido de manera violenta”, relató a NOVANancy Tristán, presidenta de la Asociación Civil de Trabajadores en Cuidados Domiciliarios Argentinos.

La bronca se desató debido a que a poco de las fiestas siguen sin respuestas sobre el pago de sus sueldos; por eso, se organizó la protesta en las afueras de la obra social que es presidida por Homero Giles. “Hay acompañantes terapéuticos que no cobran hace 6, 7, 8 meses o un año”, se indignó Tristán. 

Desde las escalinatas de la sede central de la entidad, ubicada en calle 46 entre 12 y 13 de La Plata, la vocera denunció que la Policía habría pagado a un muchacho de la calle para que monte una escena, “para que arme un escándalo y eso les ha servido para no dejarnos entrar 

Cuando llegaron con sus pancartas y los bombos, las puertas del organismo  ya estaban cerradas y se sorprendieron por el fuerte operativo policial, que impidió el ingreso de los afiliados, que tuvieron que pegar la media vuelta sin poder ser atendidos. El caso extremo fue el de un joven con discapacidad que pedía a gritos que le abran porque tenía su turno.

“Difícilmente, el presidente del IOMA tenga intenciones de recibirnos o de solucionar este atropello”, indicó Tristán muy disgustada. Así las cosas, las cuidadoras domiciliarias evalúan hacer una presentación judicial para resolver esta situación.

En medio del reclamo, los manifestantes denunciaron la precarización de la obra social contra sus trabajadores y fustigaron a la gestión de Giles porque desde que asumió, aún ni se molestó en recibirlos. “Prefieren pagarle a los asistentes”, se indignaron.

“Hemos seguido trabajando y cumpliendo en pandemia, poniéndonos en riesgo, cuidando pacientes con diferentes patologías que también son de alto riesgo. Pero parece que el tema humanidad al presidente del IOMA se le ha olvidado, pareciera que se maneja como una empresa”, cuestionó Tristán. 

Cabe precisar que, en la provincia de Buenos Aires, hay alrededor de 40 mil cuidadores domiciliarios y asistentes terapéuticos que trabajan para el IOMA, y la queja generalizada es que “no están pagando a nadie”.

Así las cosas, para evitar más escenas de violencia, las manifestantes decidieron levantar la jornada con el sabor amargo de que no cobrarán. Tristán hizo una ronda para explicar la próxima jornada y cuando se fueron las puertas de la obra social permanecían cerradas.

Lectores: 280

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: