Legislativas
Candidatos fuertes

Quiénes podrían presidir la Cámara de Diputados de la provincia

Los nombres que suenan con más fuerza: Mariano Cascallares, Susana González y Nicolás Russo.

Los resultados definitivos de las elecciones del 14 de noviembre pusieron a andar la rueda de especulaciones sobre las futuras autoridades de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires y la continuidad de Federico Otermín al frente del cuerpo está prácticamente descartada.

En el nuevo reparto de poder del Gobierno de la provincia, lo intendentes quieren quedarse con el control de diputados y para eso el que aparece para ocupar la presidencia es Mariano Cascallares, el intendente de Almirante Brown, elegido por la tercera sección electoral.

Sin embargo los números de la elección estuvieron lejos de alcanzar las diferencias esperadas, lo que sorpresivamente reduce las chances de que ocupe el primer lugar entre las autoridades del cuerpo y aparece una danza de nombres que hoy están siendo analizados en las esferas del poder.

Del lado del ultracristinismo, la ensenadense Susana González es siempre una opción, sobre todo teniendo en cuenta que Mario Secco sigue arrasando electoralmente y nunca se corrió un centímetro del eje que postula el kirchnerismo, por lo que ubicar a su alfil entre las autoridades de la Cámara sería una forma de empezar a jugar más allá de su distrito.

El Frente Renovador no aparece en la disputa central, pero la cintura política de Sergio Massa podría convertir a algunos de sus diputados o diputadas en prenda de unidad si no hay acuerdo entre los diferentes espacios que conforman el bloque del Frente de Todos.

En este caso, quizá Nicolás Russo, también recientemente reelecto, será la mejor chance del massismo para quedarse con la presidencia, garantizando una figura de perfil bajo y escaso vuelo propio, pero capaz de comandar el barco según las necesidades del oficialismo.

Incluso se barajó la posibilidad de erigir en titular del cuerpo a alguno de los legisladores que quedarían por fuera de la polarización entre el FdT y Juntos, pero esa opción fue rápidamente descartada, primero porque el único que tenía chances era el chivilcoyano Fabio Britos, pero sin garantías de acompañamiento total para el gobierno.

Así las cosas, Cascallares sigue picando en punta, pero de aquí al 10 de diciembre no se puede descartar que haya una sorpresa en el escenario legislativo bonaerense.

Lectores: 117

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: