Política
Atado con alambre

Tensa calma: el peronismo bonaerense cruje en una interna que bajó el perfil enfocado en la Ley de Bases

La unidad entre los sectores del PJ pende de un hilo, pero el espanto ante el Gobierno de Javier Milei los mantiene juntos. (Dibujo: NOVA)

Los movimientos internos del peronismo alrededor de las principales figuras no cesaron pese a la fumata blanca que hubo tras el llamado entre Axel Kicillof y Máximo Kirchner luego del plenario y lanzamiento de la Multisectorial La Patria no se Vende.

Este sábado habrá una doble jornada en paralelo, que tendrá dos figuras preponderantes para lo que viene y que marcará el rumbo de dos sectores que pujan internamente por la conducción del Frente electoral.

Por un lado, el cristinismo “puro” se reunirá en la Universidad de Lanús, del cual participarán el camporismo y agrupaciones más chicas cercanas a la figura de Cristina Kirchner, que se reúne con un doble objetivo: por un lado, darle apoyo a la floja gestión que está llevando Julián Álvarez bajo la supervisión de Emanuel González Santalla. Por el otro, la reaparición para la militancia de Máximo Kirchner, en la previa de la movilización del miércoles 12 de junio al Congreso, mientras se debate la Ley de Bases en el Senado.

Pese al hermetismo que hay alrededor de la organización del evento, NOVA pudo saber que el cierre estará a cargo del líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, y que el foco estará puesto en la discusión sobre la economía del país y la discusión en el Congreso.

Sectores del peronismo siguen mirando de reojo al hijo presidencial que, pese a haber mandado una carta como jefe del PJ Bonaerense, no llamó al Congreso partidario para determinar el rumbo de las elecciones convocadas (en principio) para el 17 de noviembre.

Algunos kilómetros cerca de Lanús, el que llegará hasta Avellaneda será Carlos Bianco, ministro de Gobierno y jefe de la campaña de la mesa Kicillof Presidente 2027, que acompañará el plenario de la agrupación Somos Barrios de Pie y Jorge Ferraresi, que tendrán un acto en apoyo a Kicillof y marcará la suma del espacio al Frente La Patria no se Vende.

El encuentro se da en Avellaneda, a pocos días de que Ferraresi haya tirado una bomba en San Fernando y alentará “la interna partidaria” y donde insinúo que el alcalde massista, Juan Andreotti, no es peronista.

La semana pasada, el Frente Renovador lanzó la posibilidad de romper con el Frente Unión por la Patria por una rosca distrital que involucró al ministro de Gobierno, Carlos Bianco. Desde el massismo ortodoxo no ven positivas las señales que están mandando algunos actores del kicillofismo y creen que, si hay “nuevos acontecimientos” en esa sintonía, “el Frente Renovador buscará un nuevo camino”.

En principio, las tres patas del peronismo están unidas por el espanto. Las encontrará la calle, con Javier Milei enfrente y el objetivo de hacer una demostración de fuerzas a una Ley de Bases que tendrá su voto en positivo en el Senado, aunque las modificaciones tendrán una nueva batalla en la Cámara de Diputados.

Lectores: 260

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: