Judiciales y Policiales
Fue en el kilómetro 316 de la ruta 11

Tragedia en Las Toninas: un caballo suelto provocó un accidente y murió un bombero

Los vecinos de la zona contaron que es habitual este tipo de incidentes porque no hay control sobre los animales sueltos.

El siniestro vial ocurrió sobre la ruta 11, kilómetro 316. La víctima fue identificada como Giuliano Campeglia, un bombero voluntario de Santa Teresita, de 23 años. Vecinos de la zona furiosos contaron a El Bonaerense: "Da mucha bronca lo que pasa. Mucha impotencia. Y nadie se hace cargo de nada acá".

En la noche del viernes se registró un trágico siniestro vial en el kilómetro 316 de la ruta 11, cerca de la localidad de Las Toninas. Un auto impactó contra un caballo que se encontraba suelto y sin supervisión del dueño.

Por el choque, falleció un joven oriundo de Mar del Tuyú identificado como Giuliano Campeglia, un bombero voluntario de Santa Teresita, de 23 años, mientras que una mujer fue trasladada al hospital. Trabajaron en el lugar del hecho Bomberos Voluntarios de San Clemente del Tuyú, Defensa Civil, AUBASA, Policía, Protección Comunitaria y personal de salud.

Vecinos de la zona confiaron a El Bonaerense que el joven volvía de vacaciones con su pareja, quien está fuera de peligro. El impacto con el caballo fue en el kilómetro 316, altura Las Toninas, cerca de las 21. Unas horas más tarde, se registró otro incidente similar, pero sin consecuencias fatales, en Mar del Tuyú.

Vecinos de la zona señalaron que "nuevamente siguen los animales sueltos en ambos lugares". Locales denuncian que en las últimas décadas se multiplicaron los casos de víctimas fatales por incidentes viales similares.

"Pareciera que nos acostumbramos a ver los animales sueltos. Acá hay caballos de gran porte. Que están bien criados. Algunos vecinos los cuidan y les ponen una correa para que no anden sueltos, pero hay otros que no, y pastan por toda la zona. Da mucha bronca lo que pasa. Mucha impotencia", sostuvo un vecino que conoce desde niño la zona.

"Además, de noche, la ruta no está del todo bien iluminada, y no es menos verdad que los límites de velocidad no los respeta nadie. Imaginate venir fuerte, en la oscuridad, y que se te cruce un caballo suelto en la ruta. O una vaca. Ni hablar de perros. Es muy triste lo que nos viene pasando. Esta es una zona rural que también se usa como vacacional. Se juntan muchas cosas y pareciera que los accidentes son inevitables, pero no lo son. Hay muchas negligencias", señaló.

Lectores: 296

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: