La Provincia
Vergüenza ajena

Venta de drogas, viandas crudas y horas extras robadas: la crisis de los Institutos de Niñez del "Cuervo" Larroque

Trascendió una fuerte denuncia sobre las condiciones irregulares que se viven en los Centros de Reinserción bonaerensesm a cargo del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque. (Foto: NOVA)

Trascendió una fuerte denuncia sobre las condiciones irregulares que se viven en los Centros de Reinserción bonaerenses, bajo la órbita del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque. (Dibujo: NOVA)

Tienen entre 16 y 18 años y están en guarda judicial en los Centros de Reinserción que la administración de Axel Kicillof mantiene bajo la órbita del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque.

Esos jóvenes, que hoy esperan una resolución judicial, compran cocaína a “empleados infieles” que aprovechan las adicciones que mantienen a los hombres y mujeres que, por ser menores de edad, no pueden estar en los penales de la Provincia de Buenos Aires.

Según un comunicado al que accedió NOVA, la denuncia relata que “hubo el caso de un integrante del staff educativo que se descubrió que ingresaba al instituto y los pibes le pagaban con cuenta DNI o Mercado Pago”. El hecho se dio en el Instituto Almafuerte de La Plata, ubicado en 520 y 183, aunque advierten que no hubo “procedimientos internos” por parte del directivo camporista, Germán Urman, designado por el ministro Larroque.

Sin embargo, la denuncia que llegó a la Gobernación bonaerense no sólo pone en crisis la venta de drogas, sino que enumeran una serie de problemas que viven tanto los institutos, como los centros de reinserción.

En la denuncia se describe que los jóvenes reciben “viandas crudas, sin carne, fideos sin un gramo mínimo de condimentos, un día ravioles al otro día papas crudas” y que “el menú semana a semana en una repetitiva decadencia el cual no parece tener fin”.

Según el relato de un trabajador del Instituto, el reclamo al ministro fue entregado en mano, pero no hubo respuestas sobre una medida a tomar.

Por si fuera poco, lo más grave avanza con denuncias de supuestos robos de horas extras y de comida que llega al Instituto para los jóvenes. Según se relata, las horas extras corresponden a los asistentes y se destinan por parte del organismo de Niñez y “quedan en su mayoría en poder de la familia Robledo”.

Lectores: 397

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: