Municipios
Anunciaron 125 casos positivos

Zárate: la mentira como política de gobierno

Si hay algo que ha caracterizado a la gestión del Intendente Osvaldo Cáffaro es la mentira permanente.

Por Eduardo Rivas, corresponsal de NOVA en Zárate.

Si hay algo que ha caracterizado a la gestión del intendente Osvaldo Cáffaro es la mentira permanente comi política de gobierno. Se analice el ámbito que se analice, lo que se observa es que se miente, y esa mentira es tapada por otra mentira, y esa por otra y así se va ganando tiempo mientras la ciudadanía va olvidando el punto de origen de la mentira original y así se sigue en cualquier tema que uno aborde.

Pero hay situaciones que han llegado a puntos a los cuáles nunca creímos que se pudiera llegar, veamos algunos ejemplos.

COVID-19, el tema vedette. El Municipio anunció ayer que hubo 125 casos positivos, lo cual es FALSO. La información oficial según el portal del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires indica que ayer hubo 106 casos nuevos, y según la base de datos del SISA, administrada por el Gobierno nacional, que es la única que permite hacer una apertura diaria, los casos del día de ayer fueron 42, en ningún caso los 125 anunciados por la Administración Cáffaro. Sí, el Gobierno Nacional informa que ayer hubo 42 casos nuevos, el resto de casos no corresponden a ayer. ¿En qué radica la mentira? En que la Secretaría de Salud local informa los casos que se anunciaron el día de hoy, pero lo correcto es tomar como fecha del caso cuando se inició el expediente respectivo, puesto que si hubiera una demora en los laboratorios, como supo haber el año pasado, esto distorsionaría los indicadores. Tampoco son reales los 705 casos que el Municipio anuncia como casos activos. La realidad es que en Zárate hay 1460 casos activos, producto de tomar el total de casos positivos, 5986, y restarle los 4368 recuperados y los 158 fallecidos. El problema es que al inicio de la pandemia el Municipio, con la ex Secretaria Núñez a la cabeza de Salud, mintió al comunicar los casos y nunca tuvo la valentía de reconocer su mentira y corregirla, además del reduccionista error conceptual de pretender comparar números diarios sin atender a las particularidades de cada jornada en lugar de analizar períodos de tiempo estadísticamente comparables. Por si fuera poco, el aumento de testeos, algo reiteradamente insistido desde éstas líneas, trajo aparejado el aumento de casos positivos y, además, un aumento en la tasa de positividad, que se calcula dividiendo el total de casos positivos sobre el total de testeos, lo cual es la comprobación empírica que sostuvimos a lo largo de la pandemia respecto a que en Zárate había muchos más casos que los reconocidos, en parte porque no se computaron todos los casos positivos existentes, y en parte porque se testeó a menos del 13 por ciento de la población del Distrito.

El municipio esconde sus mentiras en este tema mientras no hay fallecidos. Lo llamativo es que, para los estamentos de control superiores al municipal, es decir ni el Concejo Deliberante, ni Región V, ni Provincia, es tema relevante transmitir la verdad de las estadísticas.

A propósito, tanto que habló de los CEDA el Intendente Municipal, ¡Dónde se está aislando a los casos positivos? Con mucho menos casos era incesante el paso de enfermos por el ex Hogar de Ancianos, ¿Ahora ningún paciente necesita ese aislamiento?

Rendición de cuentas, una vez más. El día de ayer, después de transcurrido 8 días de recepcionado y consumiendo de los 60 días con que cuenta el Concejo Deliberante para el estudio y la evaluación de la Rendición de Cuentas, la Secretaria del Cuerpo, María Laura Fangio, envió a las 13:37 a los Presidentes de Bloque y  a la Presidente del Concejo “la rendición de cuentas del ejercicio 2.020 más la rendición de cuentas del mismo ejercicio correspondiente al ENDEZA”, pero oh surprise!, el paquete de archivos compartido tiene 17 documentos menos que los que se compartieron un año atrás. Entre otros, falta rendiciones básicas tales como A11.D0-Ejec_Desvio Metas, A12.A1-Calc_Recursos por Rubro, A99.B0-List_Cuenta Corriente Proveedores, entre otros. De más está decir que ningún ciudadano puede acceder a esta información de manera autónoma ya que no se dispuso su alojamiento en página web municipal alguna de acceso público. Es decir, nuevamente el ocultamiento al que son tan adictos. ¿Reclamarán los concejales los documentos faltantes? ¿Les interesa a los Concejales estudiar correctamente la Rendición de Cuentas municipal o seguirán en la tesitura de sostener que todo ya está aprobado porque ganaron las últimas elecciones generales?

Accionar del Intendente. Si algo ha caracterizado a la gestión del Intendente Osvaldo Cáffaro es el enaltecimiento de su figura, el personalismo con el que se comunican las acciones de gobierno, todo por obra y gracia, por inspiración o directiva, por orden y cuenta de Cáffaro. Como si los Secretarios fueran meros partenaires de la figura estelar, nadie tiene ningún tipo de iniciativa propia si no es autorizada por el Intendente, en consecuencia, su accionar su convierte en cuestión de Estado. Así, el pasado 5 de abril el Intendente anunció que se reuniría con el Gobernador Axel Kicillof aquel día, incluso se anunció que el Intendente había viajado a La Plata y se había reunido, pero la concreción ese día de la reunión no fue informada ni por el Municipio ni por el Gobierno de la Provincia, ¿Se hizo la reunión? ¿En serio? Cuando hablaron de las políticas públicas de salud implementadas en el marco de la pandemia, ¿Qué le comentó al Gobernador? Porque a decir verdad hace bastante tiempo que no se hace nada… bueno, no seamos injustos, sí se hace algo, se hace humo, puros anuncios rimbombantes de aplicabilidad nula, como por ejemplo la prohibición de las fiestas clandestinas, o la habilitación de ‘locales gastronómicos’ que terminan derivando en cuestiones que no están habilitadas.

Finalmente, dos días después corrigió y contó que estuvo reunido con el Gobernador por videoconferencia junto al resto de los intendentes del conurbano bonaerense, ahora llamada marketineramente Área Metropolitana de Buenos Aires. Porque una de las cosas que nos hemos enterado es que Zárate volvió a ser parte de los 40 municipios del AMBA, como al inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio que rigió a partir de marzo del año pasado. Idas y vueltas según convenga.

Además de insistir en la mentira de los 125 casos diarios, y recaer en el error procedimental que ya enunciáramos, lo que enuncia el Intendente no tiene relación con lo informado por el Gobierno provincial (https://www.gba.gob.ar/comunicacion_publica/gacetillas/kicillof_se_reuni%C3%B3_con_intendentes_e_intendentas_del_%C3%A1rea), que resaltó lo que el Municipio viene negando consuetudinariamente, que no es una novedad el estar mal, ahora lo que estamos es peor, que el propio Gobernador Kicillof reconoció al afirmar que “Hoy tenemos un nivel de casos positivos más alto y una velocidad mayor de crecimiento de la que vimos durante la primera ola y el rebrote de enero”. Esos mismos tres estadios se ven claramente en Zárate pero, además, se observa un dato adicional. El grupo etario de mayor crecimiento de casos positivos en las últimas tres semanas no es el de 10 a 19 años, que tuvo una caída de 0,4 puntos porcentuales ni el de 20 a 29 años, que decayó 0,2 puntos porcentuales, el grupo que más creció es el de entre 50 y 59 años, que estas tres semanas ha aumentado 2,1 puntos porcentuales. Aunque no solo eso, lo central de la alocución del Gobernador fue afirmar que ‘la provincia de Buenos Aires va a acompañar las decisiones que el Gobierno Nacional tome en las próximas horas en base a las charlas que hemos mantenido en los últimos días’, nada sobre nocturnidad, transporte ni actividades recreativas.

Sí se olvidó de mencionar el Intendente que en la charla se abordó la cuestión del plan de vacunación sobre el que Kicillof mencionó que “ahora que hemos inmunizado al personal de salud y a una parte importante de la comunidad educativa, el próximo hito tiene como objetivo la vacunación de todas y todos los mayores de 70 años registrados y mayores de 60 años con comorbilidades”. Nada sabemos si el Intendente Cáffaro explicó por qué se vacunó en el Hospital Municipal a su cardo a su Secretaria Privada, Lilian Burroni, su chofer Salvador de Bártoli, la esposa de éste, Cristina Bustos, el empleado municipal, Rodrigo Girard, el empleado de Zoonosis municipal, Álvaro Battista Palacios, y la empleada del Juzgado de Faltas Nº2, cuya titular es hija de la Secretaria Privada del Intendente, Sonia Nores, entre otros, inscribiendo a todos ellos fraudulentamente como trabajadores de la salud. Ni siquiera hay constancia que el Intendente haya explicado por qué afirmó que se vacunó el 2 de febrero y la base de datos oficial del SISA consigna que se vacunó el 27 de enero.

Dijo el presidente Alberto Fernández que “Solo en los últimos 7 días los casos aumentaron un 36 por ciento en todo el país y un 53 por ciento en el AMBA La Argentina ha entrado en la segunda ola”, en el mismo período en Zárate los casos aumentaron un 64 por ciento.

Dijo el Gobernador Kicillof que “Durante las reuniones planteamos nuestra preocupación por el crecimiento explosivo de los casos, ya que hemos observado un proceso exponencial en el que los contagios se duplican cada diez días”, en el mismo período en Zárate los casos no solo se duplicaron, lo que hubiera significado un aumento del 100 por ciento, sino que aumentaron un 151.

Mientras el Gobernador intenta poner blanco sobre negro para generar toma de conciencia ciudadana, el Secretario de Gobierno Juan Manuel Arroquigaray sostuvo tras la reunión del Consejo Asesor en Materia de Salud, reconociendo que “nos juntamos más seguido en los próximos días, para evaluar el minuto a minuto ante el aumento de los casos de Zárate, la situación está controlada”… aunque parecen estar más cerca de KAOS que de CONTROL. ¿Lo habrá dicho porque tienen controlado el brote de contagios en el Gobierno municipal que incluye a los Secretarios Ariel Ríos y Darío Raffo, aunque no se lo reconozca oficialmente?

No queda en claro si son burros y mentirosos, cínicos y mentirosos, irresponsables y mentirosos, negligentes y mentirosos, pero en cualquier caso queda más que claro que este discurso es parte de la lógica de trabajo de la administración municipal donde se adopta la mentira como política de gobierno.

Tan habituados están a mentir que nada dicen sobre lo que dijera el asesor del intendente Cáffaro, Gustavo Morán, respecto al virtual colapso sanitario que vive Zárate, y solo falta que quieran hacernos creer que se instalará un hospital de campaña COVID-19 en el Polideportivo Diego Armando Maradona y que los jugadores de Zárate Basket oficiarán de enfermeros.

Lectores: 148

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: