Municipios
Pandemia

Zárate: ¿por qué ahora? ¿Por qué así?

Cientos de dudas tras la fase 4.

Por Eduardo Rivas, especial para NOVA. Susana meszzdri

Zárate cambió de fase y eso es una buena noticia porque es un paso en pos de volver a la “normalidad” en la que vivíamos hasta marzo de 2020. ¿Está bien que Zárate esté en fase 4?

El pasado jueves el Municipio publicó en sus redes: “El Departamento Ejecutivo Municipal informa a la población que, de acuerdo a la situación epidemiológica, y en base a las resoluciones 2671/2021 y 2824/2021 del Ministerio de Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, y al decreto 440/2021 del Poder Ejecutivo Municipal, rigen en el partido de Zárate las siguientes actividades autorizadas correspondientes a fase 4”.

Más allá de mencionar un inexistente Poder Ejecutivo Municipal, que ningún medio corrigió y todos copiaron y pegaron de manera obediente y sumisa, menciona un texto jurídico, el decreto 440/2021, que los ciudadanos desconocemos. ¿Qué dice dicho Decreto? ¿Y qué dicen los 439 Decretos anteriores que tampoco conocemos? ¿Qué dicen los funcionarios de la Secretaría Legal y Técnica, que tienen entre sus funciones mantener el Boletín Oficial que sea de acceso público, eligen violar las normas y ser cómplices de la mentira oficial de manera explícita? ¿Qué dicen los concejales que callan ante la violación de la normativa vigente y no defienden ni protegen al vecino que ve vulnerados sus derechos con la complicidad de quienes dicen ser representantes populares?

La que sí se puede consultar es la Resolución 2824/2021, donde se aprueba el esquema de fases que estipula que Zárate está en fase 4. Curiosamente algunas de las ciudades protegidas, aparecen en fase 2 en este esquema, es evidente que muy protegidas no estaban ni lo están, por ejemplo Hipólito Yrigoyen. O Pellegrini, que fue declarada ciudad protegida gracias a los groseros errores de registro en el plan de vacunación de Zárate, y que en este nuevo esquema aparece en fase 3. En esta resolución se remite a aquella que instauró el sistema de fases en la Provincia de Buenos Aires, la Resolución 2464/21.

Lo llamativo del caso es que al repasar la clasificación establecida por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires queda en evidencia que Zárate incumple los criterios estipulados por el propio gobierno provincial para estar en fase 4. Según la resolución de referencia ‘Estarán incluidos en fase 4 “riesgo epidemiológico y sanitario medio”, los municipios que presenten, una razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en las últimas 2 semanas inmediatas anteriores a la fecha de evaluación que realice el Ministerio de Salud y el número de casos confirmados acumulados en las últimas 2  semanas previas, se encuentre entre 0,8 y 1,2.

Y la incidencia, definida como el número de casos confirmados acumulados cada 100 mil habitantes, en las últimas 2 semanas inmediatas anteriores a la fecha de evaluación que realice el Ministerio de Salud, se encuentre entre 50 Y 150. Además, estarán en fase 4 “riesgo epidemiológico y sanitario medio” aquellos municipios que presenten 1 solo de los indicadores (razón o incidencia) en riesgo medio y el otro en riesgo alto, salvo aquellos casos en que la incidencia sea igual o superior a 250, en cuyo caso serán considerados de riesgo epidemiológico y sanitario alto.

¿Cuál era la razón de casos de Zárate al 20 de julio? 0,64, incumple con el criterio. ¿Cuál era la incidencia de Zárate al 20 de julio? 409,1, incumple con el criterio.

De hecho para Zárate aplica el final del texto donde se especifica que “aquellos casos en que la incidencia sea igual o superior a DOSCIENTOS CINCUENTA (250), en cuyo caso serán considerados de riesgo epidemiológico y sanitario alto”.

Pero sin embargo Zárate está en fase 4 por el capricho del ministro Carlos Alberto Bianco, que fue quien firmó la Resolución y el silencio cómplice del Intendente municipal Osvaldo Cáffaro, que no da la cara.

¿Si hay criterios específicos que delimitan cuáles son las situaciones para encuadrar a cada Municipio en una fase determinada, por qué no se respetan? Si estos criterios están mal. ¿Por qué no se modifican? Lo que ocurre es que bajo una fachada de criterios epidemiológicos objetivos se esconde el capricho político del funcionario de turno para decidir por criterios que no son públicos por qué tal o cuál Municipio queda en tal o cual fase.

¿Cómo se entiende entonces que Pellegrini, que según los registros oficiales tiene inoculada con la primera dosis a más del 51% de su población y con la segunda a más del 24% (con la salvedad que hay más pellegrinenses vacunados en Zárate que en Pellegrini), una razón de casos de 0,32 y una incidencia de 326,1. Todos números mejores que los de Zárate, esté en fase 3 y Zárate esté en fase 4?

Nadie puede dudar de la utilización política que se está haciendo de las medidas para ‘abrir’ o ‘cerrar’ los Distritos de acuerdo a criterios muy diferentes que los epidemiológicos.

Y por si esto fuera poco, el Municipio de Zárate le da ‘una vuelta de tuerca’.

Pero resulta que si uno consulta el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires encuentra que la Municipalidad de Zárate miente. ¿Esto tampoco lo vieron los funcionarios de la Secretaría Legal y Técnica? ¿Y los concejales? ¿Y los dirigentes políticos? ¿Tan consustanciados estaban con el cierre de listas que se olvidaron de representar a los vecinos?

El punto 122 establece que los restaurantes y bares están habilitados para atender clientes en su interior, y sin embargo el Municipio informó que los “restaurantes y bares en el interior con aforo del 50 por ciento”. ¿Por qué más restrictivo que lo que establece el Gobierno de la provincia de Buenos Aires?

El punto 130 establece que en fase 4 están permitidos los “natatorios en espacios cerrados”, pero el Municipio de Zárate informó “natatorios en espacios cerrados, con aforo del 30 por ciento”. ¿Por qué restringe lo que permite el Gobierno de la provincia de Buenos Aires?

Lo mismo respecto al punto 131, donde se menciona la “actividad en Casinos y Bingos”, que el esquema provincial permite en fase 4, pero que el Municipio informó “actividad en casinos y bingos, con aforo del 30 por ciento”, una vez más limitando lo que no tiene limitación?

Con qué autoridad y en base a qué normas jurídicas el Municipio de Zárate fija normas más restrictivas que las fijadas por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

¿Por qué? Por el mismo capricho del intendente de pedir que Zárate sea considerado parte del Área Metropolitana de Buenos Aires cuando la ley es clara señalando que Zárate no forma parte del Área Metropolitana de Buenos Aires.

¿Por qué ahora, entonces? ¿Por qué así? Por capricho. Por conveniencia política. Porque mintieron y siguen mintiendo a los vecinos. Porque pretenden mostrarse como salvadores del Municipio, y son los responsables de que las cosas estén como están.

Lectores: 94

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: